Pensando en las vacaciones (2).

La prestación del soporte vital básico (SVB).

Una vez hemos seguido las pautas indicadas en la conducta PAS, proteger, alertar y socorrer, debemos iniciar el protocolo de soporte vital básico (SVB), que engloba una serie de actuaciones encaminadas a mantener las funciones vitales esenciales de la víctima hasta la llegada de los servicios de emergencia.

Dichas actuaciones consisten en tres pasos: verificar el estado de conciencia, comprobar si respira o no, y llevar a cabo la RCP, si fuera necesario.

Verificar la consciencia de la víctima
Si está consciente: tomar datos preguntando a la víctima, y esperar que lleguen los servicios de emergencia. Si está inconsciente, obtener los datos preguntando a los acompañantes o a testigos.

Comprobar si respira
Despejar las vías aéreas. Si respira colocar en posición PLS, salvo si hay lesión medular. Si no respira, comprobar si la víctima está en PCR (parada cardiaco respiratoria).

Realizar reanimación cardiopulmonar
La reanimación cardiopulmonar (RCP) es el conjunto de maniobras que se deben realizar para tratar de mantener el funcionamiento del corazón y la respiración de una persona en situación de PCR y, por lo tanto, para mantener la vida de esta.

Más información sobre este tema en nuestro libro “Primeros Auxilios”.